VACICC

Human Rights Watch ha acusado a mercenarios rusos de ejecutar, torturar y golpear a civiles en República Centroafricana desde 2019

DAKAR, Senegal — Mercenarios rusos habrían ejecutado, torturado y golpeado a civiles en la República Centroafricana desde 2019, según un informe publicado esta semana por Human Rights Watch.

Hombres de habla rusa que portaban armas de grado militar y vestían ropa militar sin distintivos oficiales instalaron un control de carretera cerca de la ciudad de Bossangoa en julio de 2021, detuvieron a hombres para golpearlos y mataron a tiros al menos a ocho, según testigos que hablaron con Derechos Humanos Reloj.

La organización entrevistó al menos a 40 personas en persona o por teléfono durante un período de más de dos años para documentar los abusos que probablemente cometieron los mercenarios del grupo Wagner vinculado a Rusia. Otro incidente descrito por testigos involucró a fuerzas vinculadas a Rusia que detuvieron y torturaron a personas en Bambari en 2019.

Las acusaciones del grupo de derechos internacionales se producen después de que expertos de las Naciones Unidas en octubre pidieran al gobierno de la República Centroafricana que pusiera fin a todas las relaciones con “personal militar y de seguridad privado, en particular el Grupo Wagner”, cuyos miembros dijeron que han acosado e intimidado violentamente a civiles, personal de mantenimiento de la paz. , periodistas, trabajadores humanitarios y minorías y han cometido violaciones y violencia sexual contra mujeres, hombres y niñas.

Francia y Estados Unidos también acusaron a Wagner de “mercenarios” de masacres y ejecuciones de civiles en enero.

El Grupo Wagner, que se presenta a sí mismo como un contratista militar privado, envía fuerzas mercenarias, muchos ex soldados rusos, a varios países africanos y otros lugares, incluidos Ucrania y el Medio Oriente. Aunque el Kremlin niega oficialmente cualquier conexión con Wagner, el grupo se usa estratégicamente para promover las ambiciones del presidente Vladimir Putin de aumentar la influencia de Rusia y socavar la democracia, dicen los analistas.

Human Rights Watch instó al gobierno de la República Centroafricana, al Tribunal Penal Especial del país o al Tribunal Penal Internacional a investigar los incidentes de su informe y otras denuncias de abuso por parte de fuerzas vinculadas a Rusia allí.

“El gobierno centroafricano tiene todo el derecho de solicitar asistencia de seguridad internacional, pero no puede permitir que fuerzas extranjeras maten o abusen de civiles con impunidad”, dijo Ida Sawyer, directora de crisis y conflicto de Human Rights Watch.

“Para demostrar su respeto por el estado de derecho y poner fin a estos abusos, el gobierno debe investigar y procesar de inmediato a todas las fuerzas, incluidas las fuerzas vinculadas a Rusia, responsables de asesinatos, detenciones ilegales y torturas”.

El grupo de derechos humanos dice que ha solicitado información al gobierno sobre investigaciones sobre violencia y cualquier acuerdo con Rusia, pero no ha recibido respuesta.

El gobierno de la República Centroafricana en 2021 sí reconoció la grave violación de los derechos humanos por parte de los rusos, lo que obligó a Vladimir Titorenko a dejar su cargo de embajador ruso en el país. También dijo que establecería una comisión especial de investigación para establecer la responsabilidad, pero no se han publicado hallazgos.

La seguridad rusa ha ayudado a proteger al presidente Faustin-Archange Touadera durante años, con el ex miembro de los servicios de seguridad interna de Rusia, Valery Zakharov, como asesor en Bangui, la capital, en asuntos militares, políticos y económicos. Si bien el gobierno niega haber contratado mercenarios de Wagner, Zakharov es una “figura clave” en la estructura de mando de Wagner, según documentos de la Unión Europea.

Los expertos estiman que hay entre 1.000 y 2.000 efectivos en la República Centroafricana.

Los vínculos del país con el grupo ruso también han comenzado a afectar sus contribuciones financieras.

El ministro de Presupuesto de la República Centroafricana, Herve Ndoba, dijo el martes después de una visita a Washington que el país no debería esperar contribuciones del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

“El futuro parece incierto para nuestras finanzas y la economía nacional”, dijo.

Las dos instituciones quieren garantías de que su dinero no se utilizará para financiar al grupo paramilitar ruso. El año pasado, Francia cortó su ayuda al país debido a una agenda anti-francesa que, según dijo, estaba siendo guiada por los rusos allí.

https://abcnews.go.com/International/wireStory/rights-group-russians-tortured-people-cafrican-republic-84496728

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *