VACICC

Tribunal Regional Superior de Koblenz, Alemania (Holger Weinandt, https://tinyurl.com/2y8ekmn6; CC BY-SA 3.0 DE, https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/de/deed.en)

El 13 de enero de 2021, el Tribunal Regional Superior de Koblenz, Alemania, condenó al alto funcionario del gobierno de Bashar al-Assad, Anwar Raslan, por un crimen de lesa humanidad —en forma de asesinato, tortura, detención ilegal grave, violación y agresión sexual— y lo condenó a cadena perpetua. Raslan fue el exjefe del departamento de investigación de la Dirección General de Inteligencia de Siria, específicamente supervisando la sección de investigaciones de la Rama 251 y luego la Rama 285, centros de detención donde los funcionarios retuvieron e interrogaron a presuntos activistas antigubernamentales. El tribunal consideró que se había probado que Raslan era“coautor de un ataque prolongado y sistemático que se lanzó contra la población civil de Siria, que tuvo como resultado el asesinato de 27 personas y la grave afectación de la libertad física de otras 4.000, además de haber sido sometidas a torturas en su época en prisión.”

Como discutí en Lawfare en 2019, cuando la policía de investigación alemana arrestó por primera vez a Raslan junto con su posterior coacusado, Eyad al-Gharib, la legislación alemana incorpora el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional (CPI) en la legislación nacional. (En particular, al-Gharib recibió un destino similar al de Raslan en febrero de 2021, cuando fue condenado por ayudar e incitar a 30 casos de crímenes de lesa humanidad). Sección 1 del Código de Crímenes contra el Derecho Internacional de Alemania de 2002.proporciona a los tribunales alemanes jurisdicción universal “pura” sobre los delitos enumerados en el código, incluso en ausencia de un vínculo entre Alemania y el delito. Si bien diferentes textos legislativos conducen a diferentes niveles de “pureza” del principio de jurisdicción universal, los estados que incorporan específicamente principios de jurisdicción universal en su legislación nacional incluyen Argentina , Austria , Finlandia , Francia , Alemania , Noruega y Suecia , entre otros. (Para obtener más información sobre la diferencia entre jurisdicción universal “pura” y “condicional”, consulte el informe sobre jurisdicción universal del Centro Internacional para la Justicia Transicional, aquí.) 

Una observación imaginablemente obvia sobre estos estados es geográfica: además de Argentina, todos están en Europa. Pero ahora, el truco: los estados donde se investigan crímenes bajo el principio de jurisdicción universal también tienden a estar en el “Sur Global”. La crítica de que el derecho penal internacional es utilizado por naciones occidentales hipócritas para hacer cumplir de manera desigual ciertas normas a través del “imperialismo jurisdiccional” no es nueva para el proyecto de derecho penal internacional, el funcionamiento de la CPI o incluso para el propio paradigma de la jurisdicción universal . Tal crítica se asocia frecuentemente con los enfoques del tercer mundo del derecho internacional.. Sin embargo, lo que es nuevo es el corpus creciente de jurisprudencia de la CPI y la jurisdicción universal, la última de las cuales surge tanto de quejas organizacionales individuales como de unidades dedicadas a crímenes de guerra. Este creciente corpus justifica un análisis de alto nivel de la forma en que funcionan estos casos: el grado en que la selección de casos está, o no, politizada; interacciones entre entidades públicas y privadas y problemas asociados de intercambio de pruebas; los efectos de la investigación y el enjuiciamiento extraterritorial sobre los principios de complementariedad de la CPI; y tal vez incluso cuestiones finales de selección de foros o “compras”.

Teniendo en cuenta estos antecedentes, aquí hay una revisión no exhaustiva de los desarrollos recientes en los casos llevados bajo el principio de jurisdicción universal. (Para obtener recursos completos sobre el tema, consulte la Base de datos de jurisdicción universal de Trial International y su Revisión anual de jurisdicción universal ). 

Siria 

El uso de la jurisdicción universal para los delitos cometidos en Siria se centra principalmente en los presuntos delitos del gobierno sirio contra civiles, especialmente los cometidos desde marzo de 2011 a raíz de la Primavera Árabe. Desde su primer informe en 2011, a la Comisión Internacional Independiente de Investigación sobre la República Árabe Siria le preocupa que las graves violaciones de los derechos humanos cometidas por las fuerzas militares y de seguridad sirias constituyan crímenes de lesa humanidad. Durante los últimos años, la comisión ha estado segura de que el gobierno de Assad cometió crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra. 

Además de los dos casos mencionados, los avances recientes en el marco del principio de jurisdicción universal incluyen:

  • El 4 de enero, los fiscales suecos acusaron a una mujer sueca de 49 años de un crimen de guerra y una grave violación del derecho internacional por haber permitido presuntamente que su hijo de 12 años fuera reclutado y utilizado cuando era niño. soldado en Siria desde los 12 hasta los 15 años. Las audiencias principales del caso comenzaron el 12 de enero en el Tribunal de Distrito de Estocolmo. 
  • El 24 de noviembre de 2021, el Tribunal de Casación de Francia se declaró incompetente para conocer de los procedimientos contra el funcionario de los servicios de seguridad del Estado sirio Abdulhamid C., con el argumento de que Siria no ha ratificado el Estatuto de Roma ni ha tipificado como delito los crímenes de lesa humanidad en la legislación nacional (doble incriminación ). 
  • El 10 de noviembre de 2021, el Tribunal Regional Superior de Frankfurt/Main aprobó la acusación de julio de 2021 de Alaa Mousa, sirio de 36 años. Mousa era un médico asistente que trabajó en el Hospital Militar No. 608 en Homs, Siria, entre abril de 2011 y finales de 2012, así como en el Hospital Militar No. 601 en el distrito Mezzeh de Damasco. En estos hospitales, así como en la Sucursal 261, Mousa presuntamente torturó a personas en 18 casos y mató a una. Las audiencias principales del caso comenzaron el 19 de enero. 

Para otros desarrollos menos recientes con respecto a la rendición de cuentas del régimen sirio, incluso en Austria y Suecia , consulte esta publicación de Lawfare de 2019 de Emma Broches.

Irán 

El uso reciente de la jurisdicción universal para delitos cometidos en Irán se centra en las supuestas desapariciones forzadas y asesinatos de presos políticos afiliados a grupos políticos de oposición en 1988, que según expertos en derechos humanos de la ONU pueden constituir crímenes de lesa humanidad. Durante la fase final de la Guerra Irán-Irak, una rama armada de los muyahidines del pueblo iraní atacó Irán en varias ocasiones, después de lo cual el líder supremo de Irán ordenó la ejecución de todos los presos en las cárceles iraníes que simpatizaban con el muyahidines. El presunto asesinato en masa de prisioneros tuvo lugar en 16 ciudades de Irán.

  • El 27 de julio de 2021, los fiscales suecos acusaron al ciudadano iraní Hamid Noury ​​bajo sospecha de crímenes de guerra por su papel en la masacre de 1988 en la prisión de Gohardasht en Karaj, Irán, donde supuestamente ocupaba el cargo de asistente del fiscal adjunto. La acusación calificó los hechos en los que supuestamente participó Noury ​​como crímenes de guerra por su nexo con el conflicto armado. Noury ​​también está acusado de asesinato debido a que supuestamente mató intencionalmente a un gran número de prisioneros de una manera que se considera no relacionada con el conflicto armado. Se espera que el juicio continúe hasta abril de 2022. 

Irak 

La jurisdicción universal para los delitos cometidos en Irak se ha utilizado para enjuiciar a los miembros del Estado Islámico por sus presuntos abusos contra los yazidíes. Con base en sus investigaciones criminales independientes, el Equipo de Investigación de la ONU para Promover la Responsabilidad por los Crímenes Cometidos por Da’esh/Estado Islámico en Irak y el Levante “ha establecido evidencia clara y convincente de que ISIL cometió genocidio contra los Yazidi como grupo religioso. ”

  • El 30 de noviembre de 2021, el Tribunal Regional Superior de Fráncfort del Meno declaró culpable de genocidio al miembro del Estado Islámico Taha Al-J, de 29 años, además de un crimen de lesa humanidad con resultado de muerte, un crimen de guerra contra las personas con resultado de muerte, ayudar a y complicidad en un crimen de guerra contra personas en dos casos, y daños corporales con resultado de muerte. Esta fue, en particular, la primera condena por genocidio contra los yazidíes. 

Liberia 

El uso de la jurisdicción universal para delitos cometidos en Liberia tiende a centrarse en presuntos abusos que ocurrieron durante uno de dos períodos: la Primera Guerra Civil de Liberia, que tuvo lugar de 1989 a 1996, y la Segunda Guerra Civil de Liberia, que tuvo lugar de 1999 a 2003. 

  • El juicio contra el ex líder del Frente Unido Revolucionario de Sierra Leona, Gibril Massaquoi, acusado de cometer crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad en Liberia entre 2001 y 2002, está llegando a su fin . Partes del juicio se escucharon en Finlandia y otras en Sierra Leona y Liberia, en el primer juicio por crímenes de guerra que se llevó a cabo en suelo liberiano. 
  • El 18 de junio de 2021, el Tribunal Penal Federal de Suiza declaró culpable de crímenes de guerra al liberiano Alieu Kosiah y lo condenó a 20 años de prisión. También se le ordenó pagar una indemnización a siete denunciantes. El suyo fue el primer juicio de jurisdicción universal que se llevó a cabo en Suiza. 

Gambia 

El uso de la jurisdicción universal para delitos en Gambia se centra en presuntas violaciones cometidas bajo el régimen del expresidente Yahya Jammeh. Una ley de 2017 aprobada por la Asamblea Nacional de Gambia creó una Comisión de la Verdad, la Reconciliación y las Reparaciones para investigar y establecer un registro imparcial de las violaciones cometidas por el régimen, así como para considerar las reparaciones, promover la reconciliación y promover la no repetición. 

  • En octubre de 2021, el Tribunal Penal Federal de Suiza rechazó la apelación del exministro del Interior de Gambia, Ousman Sonko, contra otra prórroga de su prisión preventiva. Desde el 26 de enero, Sonko ha estado en prisión preventiva previa al juicio en Suiza durante cinco años, sospechoso de crímenes de lesa humanidad. 

Ruanda

El uso de la jurisdicción universal para los delitos cometidos en Ruanda se centra en presuntos delitos, incluidos los crímenes de lesa humanidad y los crímenes de guerra, perpetrados principalmente contra civiles del grupo étnico minoritario tutsi y hutus moderados en el contexto del genocidio de 1994. Desde su apertura en 1995 hasta su cierre en 2015, el Tribunal Penal Internacional para Ruanda (ICTR) dictó veredictos contra personas responsables de tales crímenes. Desde 2012, el Mecanismo Residual Internacional de los Tribunales Penales ha asumido la responsabilidad de varias de las funciones del TPIR.

  • Del 9 de mayo al 1 de julio, el exprefecto Laurent Bucyibaruta comparecerá ante el Tribunal de lo Penal de París. Bucyibaruta fue acusado en 2018 de genocidio y crímenes de lesa humanidad.
  • El 16 de diciembre de 2021, el Tribunal de lo Penal de París condenó a un hombre franco-ruandés, Claude Muhayimana, a 14 años de prisión por complicidad en genocidio y complicidad en crímenes de lesa humanidad. Los abogados de Muhayimana han indicado que apelarán. 
  • El 20 de septiembre de 2021, el Tribunal de Justicia de París ordenó un juicio contra el exgendarme ruandés Philippe Hategekimana por genocidio, crímenes de lesa humanidad y participación en un grupo formado para cometer tales crímenes.

Surinam

La jurisdicción universal se ha utilizado para presuntos delitos cometidos en Surinam durante la Guerra Interior, la guerra civil en Surinam que tuvo lugar entre 1986 y 1992.

  • El 26 de octubre de 2021, la policía holandesa arrestó a un hombre de 55 años sospechoso de cometer crímenes de guerra durante la Guerra Interior.

Birmania 

El uso de la jurisdicción universal para delitos cometidos en Myanmar se centra principalmente en presuntos abusos y violaciones de derechos humanos por parte de las fuerzas militares y de seguridad, especialmente contra la comunidad rohingya, desde 2011. Después de que finalizara el mandato de la Misión Internacional Independiente de Investigación sobre Myanmar en septiembre En 2019, el Mecanismo de Investigación Independiente para Myanmar tomó su lugar y recopiló pruebas de los “crímenes internacionales y violaciones del derecho internacional más graves cometidos en Myanmar desde 2011”. Desde que las fuerzas armadas Tatmadaw tomaron el poder en febrero de 2021, el Mecanismo también ha recopilado pruebas con miras a analizar si se cometieron crímenes de lesa humanidad. 

  • El 26 de noviembre de 2021, el Tribunal Penal Federal de Buenos Aires resolvió que la jurisdicción federal bonaerense debe investigar la presunta comisión de crímenes de lesa humanidad entre 2012 y 2017 en Myanmar contra la población civil de la comunidad rohingya. Esta decisión se produjo después de que el tribunal inferior desestimara el caso el 12 de julio de 2021, debido a la investigación en curso ante la CPI.

***

¿Qué se puede deducir, si es que hay algo, de este estudio de desarrollos recientes en casos de jurisdicción universal? Si bien todos merecen un examen más detallado, vale la pena mencionar aquí tres patrones. La primera es que los sistemas domésticos donde ocurren estos casos tienden a ser sistemas de derecho civil y aquellos que emplean el método inquisitivo de adjudicación. Si bien la correlación no implica causalidad, y hay muchos otros factores en juego, tal vez el sistema inquisitivo se presta mejor a la adjudicación de crímenes de derecho internacional que el sistema acusatorio. O, tal vez aún, los estados con sistemas legales civiles y enfoques monistas del derecho internacional, tienden a ser más deferentes con el proyecto de derecho penal internacional en general. 

En segundo lugar, mientras que en muchos casos los casos de jurisdicción universal son iniciados por organizaciones, en otros son presentados por unidades especializadas en crímenes de guerra, como la Oficina central francesa para combatir los crímenes contra la humanidad, el genocidio y los crímenes de guerra , la Oficina central alemana para combatir los crímenes de guerra Crímenes y el Equipo Holandés de Crímenes Internacionales . Si bien las obligaciones legales internacionales de investigar y enjuiciar ciertos delitos se imponen a los estados, y no a individuos u organizaciones privadas, vale la pena explorar la interoperabilidad entre entidades públicas y privadas, así como el grado en que dichas unidades están sujetas a captura política. 

Finalmente, es interesante examinar el uso de la justicia penal internacional como un vehículo para algo parecido a las reparaciones, o incluso como una implicación de que no se puede confiar en las antiguas colonias para gobernar sus propios asuntos. Curiosamente, varios estados en los que se están produciendo o se han producido casos son estados vinculados por la historia colonial a los estados donde presuntamente ocurrieron los delitos investigados. El reciente arresto holandés de un hombre sospechoso de crímenes de guerra en Surinam, el intento de proceso francés contra un oficial de seguridad del estado sirio y el hecho de que Bélgica sea el país europeo con más sentenciassobre el genocidio de Ruanda son ejemplos de ello. Si bien es factible por razones lingüísticas, que en particular también son productos de la historia colonial, esta observación puede insinuar algo sobre el uso del derecho penal internacional como herramienta de política exterior.

https://www.lawfareblog.com/survey-recent-developments-and-trends-universal-jurisdiction

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *